Ir al contenido principal

¿Cuántos años vive un gato? ¡Hablemos de bienestar!

Seguro que alguna vez te has hecho esta pregunta Ya sea porque estás pensando traer a un nuevo miembro felino a casa, o bien porque tu gat@ lleva años contigo y se está haciendo mayor. Y es que aunque no nos guste pensar en ello, el paso del tiempo es igual para todos. Al igual que nos pasa a los humanos, las necesidades vitales de nuestros gatos y sus necesidades nutricionales irán cambiando a medida que envejezcan. Aunque en su caso los signos de envejecimiento no son tan obvios externamente como en el nuestro, los cambios en su ciclo vital empiezan desde el interior, y si bien no hay una edad exacta para determinar que tu gato es mayor, se considera que esto sucede a partir de los 7 años. Hay varios factores que influyen en la esperanza de vida de los gatos como pueden ser la raza, la condición física, la dieta o el estilo de vida (los gatos de interior suelen vivir más tiempo que los que viven en el exterior). De modo que, aunque la edad media de vida de un gato es de 12 años, un g

Las pupilas de los gatos


Los ojos de los gatos son todo un misterio que realmente nos hipnotiza pero, ¿te has preguntado alguna vez por qué los gatos tienen las pupilas verticales? 

Las pupilas de los gatos

gato tumbado ojos verdes

Se trata de un rasgo físico característico de los felinos impresionante...

Los ojos de tu gato poseen algunas adaptaciones que le permiten ver mucho mejor que tú con poca luz, aunque compartan la misma arquitectura estándar que el resto de mamíferos, incluidos los humanos. Estas adaptaciones se deben a una herencia recibida de su antecesor salvaje, el gato norteafricano (Felis silvestris lybica), un cazador especializado que se las arregla en todas las condiciones de luz, incluida la noche.


A primera vista, el tamaño de los ojos de los gatos resulta bastante grande en comparación con el tamaño de su cuerpo y de su cara. De hecho, los ojos de los gatos tienen un tamaño muy similar a nuestros ojos humanos: unos 22 milímetros (mm) de diámetro, mientras que los humanos miden 25 mm (de media).


Los gatos no perciben el mundo en blanco y negro, como a veces se dice; De hecho, ellos ven todos los colores , excepto el rojo. Pero eso si, sus ojos reciben el mundo con menos detalles, y coloreado con unos tonos menos intensos.


comedero dispensador de alimentos para gatos "booty"

Cuidar su alimentación significa cuidar de su salud y de su bienestar. Entra en nuestra Colección Comederos y encuentra todos los accesorios que necesitas


Ellos ven mejor de noche

Las pupilas de los gatos completamente dilatadas en comparación con las pupilas humanas, pueden aumentar unas tres veces más su tamaño. Es decir, la apertura del iris o membrana pigmentada que da el color característico de sus ojos tiene la capacidad de abrirse de una forma asombrosa.


gato negro mirando fijamente

Las pupilas dilatadas de tu gato permiten la entrada de cinco veces más cantidad de luz que la que recibimos especies típicamente diurnas, como la humana. Cuando se abren por completo, junto con el generoso tamaño de sus ojos, sus pupilas permiten que entre una enorme cantidad de luz en sus retinas, similar a la que reciben especies de hábitos propiamente nocturnos, como los murciélagos o el tejón.


Esta adaptación permite a los gatos ver con claridad de noche o con niveles de luz muy bajos, como los que existen durante la madrugada o al anochecer; en unas condiciones en las que nosotros apenas vemos. Y esto ayuda a felinos a cazar cuando sus presas son más activas, como es el caso de los ratones.


¿Pero por qué sus pupilas son verticales?

El tamaño de sus pupilas no es la única adaptación que permite a tu gato ver de noche o con poca luz. Sus retinas contienen un gran número de bastones, unas células que son muy sensibles a la luz. Por eso, una pupila muy abierta a pleno sol o de día sobre-estimularía y dañaría sus retinas.


De modo que las pupilas de los gatos no solo crecen de forma llamativa: también tienen una asombrosa capacidad para contraerse y reducirse hasta un tamaño muy pequeño: una raja vertical de apenas 1 mm de ancho (totalmente contraída), algo que logran gracias a la presión ejercida por el iris.



Por esta razón, los gatos guiñan o cierran parcialmente los párpados en condiciones lumínicas intensas, para evitar que entre demasiada luz y proteger sus retinas. Esta importante adaptación protege la sensible retina de tu gato y también controla o modula la cantidad de luz de recibe.


Y no solo eso, las pupilas verticales de tu gato permiten que los bastones sigan "encendidos" y trabajando a pleno sol. De lo contrario, de día, sencillamente se apagarían (para evitar dañarse), por lo que tu gato apenas podría ver nada.

Las pupilas verticales les permiten detectar los colores por separado

Las pupilas verticales permiten que las lentes de sus ojos, es decir, la estructura ocular transparente que todos los mamíferos tenemos para ayudarnos a enfocar, en función de la iluminación, sea multifocal. Y este es otro de los motivos que explican por qué los gatos tienen las pupilas verticales, en lugar de redondeadas, como las nuestras:


La lente ocular de tu gato (a diferencia de la tuya) es multifocal; es decir, el centro enfoca un color distinto (o un rango diferente del espectro visible) que los extremos. Su pupila vertical permite que todas las áreas de la lente, desde la periferia hasta las zonas centrales, sean usadas al mismo tiempo y que más de un color resulte enfocado. Algo que nosotros no lograríamos por mucho que guiñemos los ojos.



gato escondido asomado entre arbustos

El misterio de su mirada es algo que admiraremos siempre.


Si te ha gustado este artículo no olvides suscribirte y compartir. ¿Te quedan dudas? ¿Quieres compartir tu experiencia? Déjanos tus comentarios, ¡nos encanta saber de ti!


D`GatoS - La Tienda Exclusiva para dueñ@s de GatoS

Comentarios

Lo más visto

3 etapas claves del embarazo de las gatas

   La gestación en las gatas  Las gatas son unas madres fuertes, con mucho instinto e independientes. Son capaces, en la mayoría de los casos, de dar a luz ellas solas y hacerse cargo de la cría de sus cachorros sin problemas. Durante el periodo de gestación, pasarán por cambios físicos y de comportamiento que es bueno conocer y saber identificar.  También necesitarán cuidados y atención especial, sobre todo cuando se aproxime el momento del parto. Descubre las 3 etapas clave de este momento tan especial para ti y tu mascota... El celo de las gatas se produce una vez cada tres semanas. En este momento, las gatas tienen sus picos más altos de fertilidad y están más predispuestas a la procreación. Por eso hay muchas probabilidades a lo largo del año de que pueda quedarse embarazada.  Aunque el uso del término embarazada es habitual, los términos “gestación” o “preñez” son más apropiados en medicina veterinaria para definir esta etapa de su vida.  Las gatas pueden tener más de un parto al

¿Por qué son tan curiosos los gatos?

Todos nos hemos preguntado alguna vez por qué son tan curiosos los gatos.  A menudo vemos a un gato en cualquier parte de la calle, en tejados... Pero,  ¿son realmente curiosos los gatos? Quizá sea por su naturaleza inquieta, o porque les gusta reconocer su entorno; sus habilidades para cazar ratones o cualquier otro animalito que esté a su alcance también puede influir. En cualquier caso, se trata de criaturas muy dinámicas e intrépidas. Tan versátiles que de un minuto a otro pasan de correr apresurados por toda la casa a la tranquilidad de una cómoda siesta. Cuando son todavía muy pequeños, los gatos van comprendiendo que el mundo puede ser un lugar inhóspito y desconocido. Solo que, en lugar de retroceder aterrorizados, suelen emprender la aventura e investigar a fondo hasta ‘conseguir respuestas’. Evita las fugas indeseadas de gato cuando estéis en el exterior utilizando arnés de protección y ¡a disfrutar del paseo! En D`GatoS recomendamos este arnés suave con correa. Está disponi

10 Remedios para evitar golpes de calor con las altas temperaturas

Los gatos y las altas temperaturas La subida de temperaturas puede aumentar el riesgo de que  nuestros gato s sufran  un golpe de calor, por eso es conviene tomar una serie de precauciones para refrescarles.  Tenemos que tener en cuenta que, a diferencia de nosotros, los gatos no poseen un sistema de regulación térmico, por lo que no pueden sudar como lo hacemos las personas.  Esto quiere decir que un golpe de calor podría provocarles consecuencias graves o incluso letales. Para entender por qué nuestros gatos tienen más riesgo de un golpe de calor que el que tenemos nosotros, tenemos que tener en cuenta que ellos únicamente son capaces de segregar sudor por sus almohadillas y sólo se refrescarán lamiéndose o jadeando. Por eso, una situación de golpe de calor en un felino puede llegar a provocarle grandes dificultades para regular su calor corporal si se encuentra deshidratado o  las temperaturas son muy altas. Por todo ello, es muy importante que mantengamos en nuestra casa un clima f